La dermatitis húmeda

LA DERMATITIS HÚMEDA EN PERROS

Puede que alguna vez le hayas visto a tu perro una zona enrojecida y húmeda que se rasca y lame sin parar. Una de las causas de esta situación es la dermatitis húmeda en perros, también conocida como eczema húmedo, dermatitis piotraumática o “hot spot”. A continuación te explicamos sus causas, síntomas, cómo tratarla y cómo prevenirla. 

QUÉ ES LA DERMATITIS HÚMEDA EN PERROS

La dermatitis húmeda en perros es una infección de la piel que aparece de forma muy rápida y que se provoca el propio animal. 

El problema empieza por un picor fuerte, cosquilleo o dolor en un punto del cuerpo. El perro, para aliviarse, empieza a mordisquear, lamer y chupar con insistencia ese punto, hasta que se causa una pequeña erosión en la piel.

Esa herida se infecta, de ahí su color amarillo y húmedo, y el malestar aumenta. Lo que hace que el perro se rasque más y el tamaño de la lesión aumente rápidamente. Es un círculo vicioso, así que si detectas una dermatitis húmeda en tu perro, es necesario que la trates lo antes posible para evitar que se extienda. 

CAUSAS DE LA DERMATITIS HÚMEDA EN PERROS

Como comentábamos, el desencadenante de la dermatitis húmeda en perros suele ser un intenso picor o dolor en un punto concreto. Y sus causantes pueden ser muchos:

  • Parásitos en la piel, como pulgas
  • Dermatitis atópica (alérgica)
  • Otitis
  • Contacto con un producto irritante
  • Problemas en las glándulas anales

La dermatitis húmeda en perros es más frecuente en verano y en climas húmedos, ya que el calor y la humedad favorecen el desarrollo de las bacterias. Aparte, si tu compañero tiene el pelo denso, apelmazado, con nudos o sucio es más probable que la padezca.

También puede aparecer cerca de salientes óseos, como las caderas o los tarsos (tobillos), en perros grandes o con sobrepeso que pasan muchas horas tumbados sobre esas zonas.

SÍNTOMAS DE LA DERMATITIS HÚMEDA EN PERROS

Estos son los síntomas de la dermatitis húmeda en perros:

  • El animal se rasca, mordisquea o lame excesivamente un punto concreto.
  • Aparece una lesión redondeada, amarilla y con aspecto grasiento. 
  • El pelo se apelmaza y se pega sobre la herida (cosa que aumenta el malestar). 

Este problema cutáneo es más frecuente en las zonas del cuello, las mejillas, la base de la cola, el lomo y los muslos, aunque puede aparecer en cualquier lugar.

CÓMO TRATAR A TU PERRO SI TIENE DERMATITIS HÚMEDA

Lo más importante en el tratamiento de la dermatitis húmeda en perros es aliviar el picor y el dolor y cortar el círculo vicioso. Para ello, recorta el pelo alrededor de la zona afectada, dejando un margen de un par de centímetros para evitar que el pelo entre en la herida. 

A parte, debes aplicar un antiséptico para controlar la infección, como Betadine o clorhexidina. A veces es necesario diluirlo con agua porque puede picar. También es recomendable aplicar una pomada con antibiótico y cortisona 2 o 3 veces al día después del antiséptico, durante 5-7 días o hasta que la lesión esté curada.

Según el caso, puede que necesites ponerle un collar isabelino a tu compañero durante un par de días para que no se toque la zona hasta que la medicación haya hecho efecto.

Si con todo esto la dermatitis de tu perro no desaparece, acude a tu veterinario para que valore si es necesario un tratamiento más fuerte.Manteniendo el pelaje de tu compañero limpio, seco y sin nudos puedes disminuir o evitar la aparición de este problema tan frecuente.

CÓMO PREVENIR LA DERMATITIS HÚMEDA EN PERROS

Hay varias cosas que puedes hacer para prevenir la dermatitis húmeda en tu perro:

  • Mantén su pelo limpio y seco y, según la raza, valora cortárselo en verano para que su piel se ventile.
  • Cepíllalo regularmente para eliminar suciedad, pelo muerto y restos de plantas que puedan irritar la piel.
  • Desparasítalo con regularidad.
  • Mantenlo en un peso corporal adecuado para evitar molestias en los puntos de presión cuando esté tumbado.
  • Si tiene artrosis, agradecerá un colchón ortopédico con material viscoelástico o un colchón que le mantenga fresco en verano. 
  • Si tiene alergia puedes bañarlo semanalmente con un champú dermatológico, pero sécalo bien después del baño para que no le quede humedad en las raíces.

La dermatitis húmeda en perros es un problema habitual en climas cálidos y húmedos, sobre todo en animales con el pelo denso o con nudos. La alergia, el dolor o los parásitos externos también pueden provocarla. Manteniendo el pelaje de tu compañero limpio, seco y sin nudos puedes disminuir o evitar la aparición de este problema tan frecuente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.