La enfermedad del gusano del corazón

Perro-Olfato

Muchas veces no nos damos cuenta de la cantidad de enfermedades parasitarias a las que nuestros perros están expuestos y una de ellas es el conocido como “gusano del corazón”.

El gusano del corazón o dirofilariosis canina es una enfermedad que pueden padecer los perros, otros animales domésticos como gatos y hurones, e incluso puede llegar a trasmitirse las personas por zoonosis. El método más común de transmisión es la picadura del mosquito flebótomo infectado, que actúa como vector de esta patología, y se considera una de las enfermedades parasitarias más graves y comunes en los canes, que puede tornarse grave y mortal si no se detecta y trata a tiempo.

Aunque su nombre sugiere sintomatología cardíaca, el fallo del corazón solo se produce en los casos más avanzados. En realidad es una enfermedad esencialmente pulmonar, ya que la localización de los gusanos adultos son las arterias pulmonares.

Hay que tener en cuenta que es una patología de evolución crónica; los perros pueden mantenerse asintomáticos durante meses o años, dependiendo de la carga parasitaria, la susceptibilidad individual y el nivel de ejercicio diario –el daño arterial suele ser más grave si el animal realiza ejercicio intenso con frecuencia.

Los síntomas iniciales que presenta la mascota con dirofilariosis son:

  • Tos crónica.
  • Disnea (dificultad respiratoria) de moderada a grave.
  • Síncopes tras ejercicio o excitación.

Los síntomas avanzados del gusano del corazón en perros son:

  • Síntomas de insuficiencia cardíaca congestiva: ascitis, edema vascular, anorexia, pérdida de peso, deshidratación…
  • Soplos cardíacos y arritmias (fibrilación auriculoventricular).                 
  • Tromboembolismo por muerte de gusanos: ocasiona disnea y hemoptisis.
  • Hipertensión pulmonar (síndrome de vena cava) durante la migración de gusanos de la arteria pulmonar al ventrículo derecho: genera disnea, soplos, hemólisis, hemoglobinuria (orina oscura) y muerte.
  • Muerte por insuficiencia respiratoria grave o emaciación progresiva (pérdida patológica de peso)

Cómo detectar el gusano del corazón en tu perro

  • Observación directa de microfilarias: se toma una muestra de sangre y se realiza un frotis sanguíneo
  • Detección de antígenos de Dirofilaria immitis: mediante ensayos ELISA o inmunocromatográficos (test rápidos), se puede detectar en sangre la presencia de adultos de dirofilaria. El resultado puede ser negativo si no se ha cumplido el periodo de incubación (6-8 meses tras la infección).
  • Diagnóstico por imagen: en los estadíos avanzados de la enfermedad, es posible observar cambios en los pulmones y el corazón mediante radiografía. Las arritmias cardiacas se detectan mediante electrocardiografía. Las anomalías en el interior del corazón, e incluso los vermes adultos, pueden llegar a visualizarse gracias a la ecocardiografía.

Tratamiento para el gusano del corazón en perros

Si bien no existe un tratamiento general para tratar la enfermedad del gusano del corazón, las pruebas para el diagnóstico ayudarán al veterinario a determinar cómo deberá realizarse el tratamiento, teniendo siempre en cuenta el estado de salud del animal y la capacidad del organismo para responder de forma positiva.

No obstante, aunque el proceso pueda ser complicado en algunos casos, es una enfermedad tratable si se diagnostica de forma pronta y se realiza un tratamiento efectivo para eliminar los gusanos adultos y las larvas. Aún así, cabe recordar que en estados avanzados puede ser muy complicada de tratar y que en algunos casos el fallecimiento del perro es inevitable.

El tratamiento suele ser largo, alargándose varios meses, y generalmente empieza con la administración de medicación para expulsar a las microfilarias y las larvas del organismo, seguida de varias inyecciones para eliminar los gusanos adultos. Posteriormente, cuando esta primera fase del tratamiento ha tenido éxito, se prosigue con una medicación de por vida para prevenir las microfilarias. También puede ser necesario aplicar medicación para paliar los síntomas que experimente el can y fármacos de apoyo para los órganos afectados, incluidos el riñón y el hígado.

Finalmente se deberá proporcionar vitaminas y/o como siempre una alimentación de calidad alta que ayude a fortalecer la salud de nuestro can, además de instaurar de forma permanente un plan preventivo para que no se repita la infestación.

Es vital que durante el tratamiento de expulsión de parásitos, el perro afectado guarde mucho reposo para evitar obstrucciones y daños en los órganos afectados. Cuando el can esté recuperado deberá ir retomando la actividad normal de forma gradual, siguiendo las recomendaciones del veterinario.

En casos extremadamente graves puede poner en serio peligro la vida de nuestro amigo, y habría que recurrir a la cirugía, siendo esta muy invasiva y de alto riesgo.

Es importante recordar que el tratamiento es agresivo, por lo que dejará huella en la salud de nuestro fiel compañero. Por este motivo deberemos ayudarle a recuperar sus fuerzas y su salud una vez acabado el tratamiento, a la vez que procuraremos durante el tiempo que dure el tratamiento reforzar la salud del perro siguiendo los consejos veterinarios que nos proporcione el especialista.

Tratamiento preventivo del gusano del corazón en los perros

Al tratarse de una patología parasitaria tan grave, que además puede afectar a otros animales y a las personas, es de vital importancia llevar a cabo un plan de medicina preventiva pautada por nuestro veterinario de confianza. De esta forma, si te preguntas cómo prevenir el gusano del corazón en los perros, a continuación explicamos las mejores medidas.

Debido a que se trata de una enfermedad asintomática en algunos casos, es muy aconsejable realizar un plan de desparasitación mensual (oral), tanto externa como interna, que nos ayude a prevenir una infestación del gusano del corazón en el perro o anual con una vacuna. 

Siguiendo los consejos de nuestro veterinario y utilizando productos de prescripción veterinaria, lograremos proteger al perro y a toda la familia. Recuerda, porque les queremos, les protegemos, desparasita a tu mascota.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.