Los perros también tienen gripe: Tos de las perreras

perro-veterinario

¿Qué es y como se transmite?

La traqueobronquitis infecciosa o rinotraqueitis, más conocida como tos de las perreras, es una enfermedad de las vías respiratorias superiores en el perro, y es altamente contagiosa entre canes. No tenemos que preocuparnos en si los perros nos pueden contagiar su “gripe” ya que el contagio de perros a humanos (zoonosis) es extremadamente raro.

La tos de las perreras está causada por microorganismos como la parainfluenza, el adenovirus canino-2 y la bordetella bronchiseptica. Estos microorganismos afectan a la tráquea, la cavidad nasal, la laringe, las cuerdas vocales y los bronquios del perro. En casos graves puede incluso acabar en neumonía.

Al igual que en las personas, los perros se contagian más fácilmente en un ambiente donde hay muchos perros juntos (de ahí el nombre) como pueden ser los parques caninos y las residencias caninas, siendo especialmente peligroso cuando se desata un brote en una perrera, ya que gran cantidad de perros acaban enfermos. Los meses de calor no están exentos de peligro ya que nuestros perros pueden sufrir una bajada de defensas en las vías respiratorias en cualquier momento por ejemplo por baños en el río o el mar, y el acceso a zonas con aires acondicionados.

¿Cuáles son los síntomas?

Los perros afectados por tos de las perreras muestran una tos muy seca y puede presentarse cuando el perro realiza un esfuerzo físico o cuando tira de la correa y le aprieta el collar, aunque también puede ocurrir de forma espontánea.

Nuestros clientes suelen explicarlo como “creo que mi perro tiene algo clavado en la garganta/cuello”, y nada más lejos de la realidad.

La traqueobronquitis infecciosa puede afectar a perros de todas las razas y edades. Por lo tanto, en caso de que tu perro presente síntomas, lo más recomendable es acudir al veterinario cuanto antes.

Más vale prevenir que curar.

Y es aquí donde entra el conocido dicho de nuestras abuelas, ya que existen diferentes vacunas que protegen a nuestra mascota frente a esta infección respiratoria con una eficacia muy elevada. Te recomendamos que lo consultes con tu veterinario y mantengas actualizado el calendario de vacunas de tu perro.

Y como siempre decimos: una higiene adecuada, una alimentación de calidad y los cuidados necesarios, harán que un perro esté preparado para enfrentarse con más fuerza a esta o cualquier otra enfermedad infecciosa.

¡Cuida de tu perro!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.